Síguenos en nuestras redes

Cine y TV

El homenaje de Westworld a Game of Thrones y Jurassic Park

¿Un parque de dinosaurios con dragones de Westeros?

Publicado

en

Tal vez la serie creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy inspirada en el filme de 1973 de Michael Crichton no alcance la explosiva fama de la finalizada Game of Thrones, pero la futurista serie Westworld ha servido para darnos un vistazo completamente opuesto al ámbito de fantasía medieval tan alabado por el público de Canción de Hielo y Fuego.

Para Westworld, Nolan tomó inspiración en juegos como BioShock Infinite, Red Dead Redemption y The Elder Scrolls V: Skyrim; películas de Sergio Leone; novelas de Philip K. Dick y la construcción del mundo y narrativa de la saga Grand Theft Auto. La película de 1973 era una base natural, pero prefirió omitir parques presentados como Roman World y Medieval World.

La primera temporada de Westworld arribó en octubre del 2016, protagonizada por Evan Rachel Wood como Dolores Abernathy, residente del parque temático del viejo oeste; y Anthony Hopkins como Robert Ford, cofundador y director del mismo. El enrevesado y particular manejo en la línea de tiempo dio para para un revelador final que, al mejor estilo de la épica historia de Espartaco, generó una rebelión robótica en la segunda temporada estrenada en abril del 2018.

Dicha temporada aprovechó a presentar un poco más de la corporación Delos, creadora del parque Westworld (junto con Shōgunworld, The Raj y otros desconocidos parques), así como del mundo externo ubicado en un futuro no muy lejano. La historia se bifurcó manejando diferentes líneas de tiempo sin especificar, pero el punto es que una vez liberados de sus opresores, los anfitriones (como se les llama a los androides humanizados) dejaron atrás los parques para ir por el quizás más salvaje mundo real.

Aaron Paul (Breaking Bad) se une a la tercera temporada de Westworld en el papel de un ex-militar y ahora criminal ocasional gracias a una app (GTA!), viviendo en el futuro verdadero del 2053 –un guiño a la secuela Futureworld (1976)–, enfermo de estrés post-traumático y consciente de la falsa sociedad perfecta en la que vive. Por cosas del destino se encuentra frente a frente con una gravemente herida Dolores. ¿Será este par quienes se lancen a acabar con la corporación Delos de una vez por todas?

Por el momento lo que si pudimos apreciar es que a pesar del polémico final de Game of Thrones, esto no desanimó a HBO ni a los creadores de Westworld a darle un tributo a la exitosa serie de la cadena, por medio de un par de cameos de sus escritores no muy estimados por el público, David Benioff y Daniel Brett Weiss. Esto ocurrió en el episodio dos de la recientemente estrenada tercera temporada.

Sin entrar en terreno de spoilers, un par de personajes centrales llegan a las instalaciones de Delos, creadora de los parques temáticos y donde construyen todos los androides y criaturas hiperrealistas. Al pasar por uno de los cuartos solo separados por láminas de vidrio, se puede ver a los co-creadores de Game of Thrones como empleados y dialogando sobre cómo una «joven compañía emprendedora de Costa Rica» adquirió la criatura mecánica que tienen a su lado, de un desmantelado y hasta entonces desconocido parque.

Todo parece indicar que: el parque desmantelado era medieval (referencia a Westworld de 1973); el destino bien podría ser Isla Nublar en Costa Rica, donde se ubica Jurassic Park (novela escrita también por Michael Crichton); y que la criatura es básicamente Drogon, el dragón de Daenerys Targaryen en Game of Thrones.

Esta es una mezcla de referencias al creador de Westworld y Jurassic Park, así como un apunte más cómico en forma de homenaje al producto estrella de HBO. O una forma de exorcizar la mixta pero especialmente negativa recepción que tuvo el final de la serie tras muchos años de expectativa. En la escena, los empleados se disponen a «hacer pedazos» el dragón con una sierra eléctrica, para así poderlo transportar a Costa Rica del 2053.

Durante ese mismo episodio el público es llevado a una ciudad italiana ocupada por fuerzas Nazis y que da paso al cuarto parque (de seis) revelado en la serie de Westworld, apropiadamente bautizado Warworld.

Teniendo en cuenta que ambas historias fueron concebidas por Michael Crichton (1942-2008) y sin canonizar la escena de la serie, ¿tendrá alguna relación más profunda Jurassic Park y Westworld? ¿Son quizás parte de un mismo universo de parques temáticos? ¿John Hammond engañó a todos con dinosaurios androides en lugar de clonados? ¿Era Westeros solo un parque hermano de Westworld (Medieval World)?

Son preguntas que jamás obtendrán respuesta, pero por lo menos sabemos que en algún lugar de Costa Rica, vivirá Drogon sus últimos días lejos de las cámaras.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas