Síguenos en nuestras redes

Cine y TV

La Guerra de los Clones, temporada final – Impresiones

El comienzo de la época más oscura para la Galaxia.

Publicado

en

La Guerra de los Clones (The Clone Wars) es un hito importante para el universo de Star Wars. Esta serie animada, que comenzó a emitirse en 2008, fue para muchos el punto de entrada a la saga. Nos permitió conocer a profundidad un conflicto intergaláctico y a unos personajes que la trilogía de precuelas solo tocó superficialmente. Es en sus episodios que de verdad conocemos el fuerte vínculo entre Anakin y Obi Wan, comprendemos la importancia del Ejército Clon de la República e incluso nos enteramos de detalles muy importantes sobre la naturaleza de la Fuerza.

Es por eso que no nos extrañó la alegría que se apoderó de los fanáticos durante la Comic-Con de San Diego en 2018, cuando Lucasfilm anunció que se estaba produciendo una séptima y última temporada para esta querida serie.

La temporada final de La Guerra de los Clones se estrenó en Disney+ en febrero de 2020. Ahora que este servicio de ‘streaming’ finalmente está disponible para Colombia y el resto de Latinoamérica, es hora que los fanáticos de esta parte del mundo disfrutemos de estos 12 capítulos llenos de intensas batallas y mucha emoción.

Para analizar la temporada final de La Guerra de los Clones tenemos que dividirla en tres partes, cada una conformada por cuatro episodios. Estas no necesariamente siguen un orden cronológico.

El Lote Malo

Los primeros cuatro episodios de la temporada 7 dejaron confundidos a muchos espectadores que esperaban ver de inmediato qué iba a acontecer tras la temida Orden 66. En su lugar, la serie da un paso hacia atrás para mostrarnos un arco argumental enfocado en los enfrentamientos militares de la República contra los Separatistas.

Buscando descubrir por qué los enemigos están siempre un paso delante de ellos, el Comandante Cody y el Capitán Rex se embarcan en una misión junto a la Fuerza Clon 99, también conocida como ‘El Lote Malo’. Ellos son un grupo de clones “defectuosos” que nacieron con mutaciones “deseables” que les dan ventajas bélicas, como una fuerza monstruosa o sentidos agudizados.

Star Wars guerra clones temporada final reseña

Estos episodios sirven para recordarnos que, a pesar de ser clones, los miembros del ejército de la República son individuos con sus propias personalidades, preocupaciones y defectos. No hay dos clones iguales. Aunque este arco fue criticado inicialmente por su supuesta “poca relevancia”, es importante para que sintamos el verdadero impacto de la tragedia que se acerca con la Orden 66, sobre todo del lado de quienes terminarán actuando contra sus propios deseos a causa de una terrible ‘programación’ que recibieron a la hora de ser creados.

La idea de los clones como seres artificiales que, a pesar de haber sido creados como herramientas de guerra, son personas reales, merece continuar siendo explorada. 

La verdad es que estos episodios de la temporada final de La Guerra de los Clones son, principalmente, una forma de introducir al ‘Lote Malo’ al mundo de Star Wars antes de la llegada de la serie que van a protagonizar.

Las Hermanas Martez

Los cuatro episodios siguientes tienen como protagonista a Ahsoka. Un pequeño accidente la lleva al infame Nivel 1313 de Coruscant. Lleno de pobreza y crimen, este lugar ofrece un contraste a la iluminada superficie del planeta central de la República.

Allí, Ahsoka conoce a Trace y Rafa Martez. Ellas son dos hermanas que tratan de salir adelante en el duro inframundo del planeta. Las aventuras que vive este trío durante este arco argumental pueden ser consideradas como relleno. Pero igual que la saga del ‘Lote Malo’, tienen una importante relevancia temática.

Star Wars guerra clones temporada final crítica

Como vimos al final de la temporada 5, Ahsoka abandonó la Orden Jedi completamente decepcionada de sus compañeros. Su relación con las hermanas Martez la ayudan a ver un lado del mundo que le es desconocido y que Star Wars a veces trata de explorar sin mucho empeño: los Jedi no son héroes para aquellos que más los necesitan.

Rafa y Trace son excelentes personajes. Desde sus inicios, la franquicia se ha enfocado en los Jedi, aventureros, cazarrecompensas y soldados. Solo ha mirado hacia ‘la gente del común’ cuando se trata de alguién sensitivo a la Fuerza. Para dar una mirada verdaderamente profunda a un universo de ficción es imprescindible comprender a los habitantes ‘corrientes’. Este es un error que cometió Game of Thrones y que Star Wars, a pesar de su edad, ha ido corrigiendo poco a poco.

A la larga, no extrañaría ver a las hermanas Martez protagonizando su propia serie de cómics o novelas. Sería un interesante y bienvenido cambio de tono para la saga.

El Asedio a Mandalore y la Orden 66

Sin querer desmeritar los anteriores capítulos, esto es lo que vinimos a ver. Este último arco es el que hace grandiosa a la temporada final de La Guerra de los Clones.

Star Wars guerra clones temporada final análisis

Estos episodios comienzan narrando un evento de vital importancia en el canon de Star Wars: el asedio a Mandalore. Esta batalla, en la que las fuerzas de la República ayudan a la resistencia mandaloriana a tomar control del planeta, tiene repercusiones que se siguen sintiendo incluso en series como The Mandalorian. De hecho, es aquí donde vemos cómo Bo Katan se convierte en la líder de los mandalorianos y regente del planeta.

La protagonista absoluta de este arco es, nuevamente, Ahsoka Tano. A pesar de haber abandonado la Orden Jedi se le permite comandar una división de soldados clon en Mandalore y apresar a Maul. El combate entre estos dos personajes es uno de los más emocionantes de la serie. Increíblemente, las cosas solo aumentan en intensidad a partir de ese punto gracias a la llegada de la terrible Orden 66.

En La Venganza de los Sith mostraron este evento como una traición de los clones hacia sus comandantes. Aquí vemos que fue como si hubieran reemplazado por completo la personalidad de estos soldados. Las amistades y el respeto que surgió en el campo de batalla hacia los Jedi fue reprimido por completo. Rex, el único al que Ahsoka es capaz de sacar de esa ‘programación’, se convierte en un ejemplo de lo inhumana que fue la acción de Palpatine, arrebatando a miles de hombres parte de sí mismos. 

ahsoka orden 66

Ahsoka no es capaz de eliminar a aquellos que lucharon a su lado y eso hace de su intento de escape aún más desesperante. La situación escala a niveles absurdos que nos hacen creer que su objetivo es realmente imposible. Si no fuera porque, gracias a su aparición en Star Wars Rebels, sabemos que sobrevive, realmente hubiéramos temido que su historia fuese a terminar aquí.

Ver seguidos los últimos cuatro episodios de la temporada final de La Guerra de los Clones realmente hace que se sientan como una película, una mucho mejor que la mediocre El Ascenso de Skywalker. Ambas tienen en común un excelente personaje femenino como protagonista, pero la animada no demerita de ninguna forma a Ahsoka. Al contrario, acentúa lo que la hace tan grandiosa, a diferencia de la película con la que terminó la Saga de Skywalker.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas