Síguenos

E3 2018

[#E32018] Jugamos Pokémon: Let’s Go, Pikachu! con un Poké Ball Plus

El próximo título de Game Freak es una carta de nostalgia a los fanáticos y nuevos jugadores provenientes de Pokémon GO.

Publicado

en

En el marco de E3 2018 tuvimos oportunidad de probar por primera vez el nuevo RPG de Pokémon que dará inicio a una naciente línea, donde las mecánicas de Pokémon GO son las que priman en medio de una región familiar como lo es Kanto.

Gracias a la demostración para medios por parte de Nintendo of America, donde no fue permitido tomar fotos o video, también pudimos acceder de manera prematura al accesorio Poké Ball Plus, que reemplaza en su totalidad al control Joy-Con en la consola Switch. Dicho periférico incluye un stick análogo que al presionarlo también actúa como botón ‘A’ pero con luces LED, mientras que en la parte superior encontramos un botón ‘B’ más camuflado, de la misma textura que la parte roja de la pokébola.

La demostración de Pokémon: Let’s Go, Pikachu! dio inicio en el Bosque Viridian, y el protagonista portaba un equipo preestablecido de seis Pokémon, entre los que encontramos a Pikachu, Bulbasaur, Charmander y Squirtle, todos los iniciales originales de Kanto en sus etapas primarias con pocos ataques y débil potencial.

Pokémon: Let’s Go, Pikachu! / Let’s Go, Eevee! son oficiales para Switch

Como ya se había revelado, los Pokémon salvajes pueden verse entre el pasto del bosque en total libertad, pero al acercarse a uno de ellos inmediatamente se accede al ‘modo captura’, ya que las batallas en esta ocasión solo están dedicadas a los entrenadores. Durante esta modalidad se permite mover levemente el Poké Ball Plus para imitar un lanzamiento de pokébola, esto sincronizado con un círculo amarillo que va reduciéndose de tamaño, al estilo de Pokémon GO.

Si el movimiento del periférico es brusco o se hace por fuera del círculo con borde amarillo, la captura del Pokémon resulta fallida. También es posible que una vez capturado, el Pokémon se libere por si solo antes de finalizar el clásico conteo de tres. Efectivamente, la pokébola vibra, ilumina y suena con el grito de la criatura respectiva capturada, como si fuese una real del ficticio mundo Pokémon.

Durante el momento de la demostración, se nos fue informado que el proceso de llevar un Pokémon al Poké Ball Plus para sentirlo en su interior “como si estuviera vivo”, estaba en desarrollo pero sería integrado en la versión final.

Los gráficos son limpios y coloridos, tal como se esperaría de un remake 3D basado en la región Kanto. Los personajes adultos son reducidos un poco de tamaño en el mapa de juego, pero por lo menos no tanto como en las versiones X, Y, Omega Ruby y Alpha Sapphire de 3DS, lo cual se agradece. De todas formas, el protagonista manifiesta correctamente su aspecto de niño de 10 años aproximadamente.

En cuanto a las batallas contra entrenadores la mecánica se mantiene más familiar al estándar de la franquicia, comparable en otras consolas caseras de Nintendo a los juegos de Pokémon Stadium, Colosseum o XD: Gale of Darkness. El menú contextual no ha variado en cuanto a las opciones de atacar, cambiar Pokémon, usar objetos y huir, por lo que la mayoría de los jugadores estarán familiarizados y los nuevos no tendrán problema alguno.

Por el momento, podemos estar confiados en que la adaptación de las primeras versiones de Game Boy para Switch están en buenas manos y que la nostalgia es un factor determinante a la hora de repasar esta aventura, sin importar que tan casual pueda llegar a parecer.

Pokémon: Let’s Go, Pikachu! y Pokémon: Let’s Go, Eevee! estarán disponibles para Nintendo Switch el 16 de noviembre, al igual que el accesorio Poké Ball Plus.

There is a Mobile Optimized version of this page (AMP). Open Mobile Version.

Click para comentar

Deja tu comentario

Publicidad

Populares

Publicidad

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS