Conecta con nosotros

Videojuegos

Fire Emblem Warriors: Three Hopes – Reseña

Romance de las tres casas.

Publicado

el

El género musou, más conocido como Warriors por el juego homónimo de Koei Tecmo y Omega Force [Dynasty Warriors], sufre la particularidad de «si has jugado uno, los has jugado todos». Eso podría decirse de cada género de videojuegos, pero efectivamente se ve más reflejado en la acción ‘hack and slash’ de estos títulos. Los juegos de Hyrule Warriors ya habían puesto su cuota diferencial y Fire Emblem Warriors: Three Hopes va un paso adelante a favor de la exploración.

Son muchas las propiedades ajenas a Koei Tecmo que se han unido al género musou. Desde Gundam, Fist of the North Star, One Piece, The Legend of Zelda, Dragon Quest, Persona 5 y claro, Fire Emblem. El caso de Fire Emblem es un tanto irónico, pues se trata de tomar un juego que tradicionalmente ha sido de estrategia táctica por turnos, de batallas 1v1, y aplicarle acción de hordas desenfrenada. Dentro del mundo temático de Fire Emblem no guarda mucha coherencia, aunque estas son historias alternativas no canónicas.

Fire Emblem Warriors Three Hopes Reseña

Del mismo modo que el primer Hyrule Warriors fue un ‘crossover’ de varias líneas temporales de The Legend of Zelda y Age of Calamity actuó como una destacable precuela opcional de Breath of the Wild, Fire Emblem Warriors: Three Hopes hace lo propio por Three Houses. Podría haber apelado a incluir lo mismo que su colega de Nintendo. Sin embargo, realmente se siente la diferencia aún cuando repita los mismos conceptos jugables de los Warriors.

«¿Qué pasaría si?» de Fire Emblem: Three Houses

Fire Emblem: Three Houses es uno de los mejores juegos exclusivos para Nintendo Switch —acá nuestra reseña— lanzado en 2019. Gráficamente llevó la serie a otro nivel y jugablemente añadió cautivantes actividades alternas, en forma del Monasterio Garreg Mach que actúa como hub explorable. La inclusión de tres casas, líderes y estudiantes por escoger, aparte del profesor o profesora protagonista, garantizó una rejugabilidad de cientos de horas.

Dentro del «multiverso Fire Emblem» –que el título móvil Fire Emblem Heroes ha sabido explotar con ganancias extraordinariasFire Emblem Warriors: Three Hopes muestra una visión alterna a los eventos de Three Houses. Por ende no puede considerarse precuela / secuela / ‘spoiler’, sino más bien todo a la vez y a su vez no. Da su propia visión para los que jugaron Three Houses y los nuevos usuarios pueden entrar al conflicto político sin conocimientos previos.

Fire Emblem Warriors Three Hopes Reseña

Podría decirse que ayuda a llenar ciertos momentos argumentales fuera de pantalla del original Three Houses, pero en general tiene su propia rama temporal contenida. Comenzando porque Byleth, protagonista de Three Houses, toma presencia activa como el «Ashen Demon» y en su lugar heroico controlamos a un mercenario o mercenaria de nombre Shez. Gracias a Shez conocemos a Edelgard, Dimitri y Claude, líderes de las tres casas de Garreg Mach y a sus respectivos estudiantes.

Así como Three Houses toma un salto en el tiempo, Three Hopes no tarda mucho en presentar su versión del futuro cercano en el continente de Fódlan. La forma en que lo hace igualmente nos da a elegir entre una de las tres casas (ocho estudiantes contando al líder) como ejército personal, aunado a profesores del monasterio como guerreros controlables.

Caminos de guerreros tricolor

Las rutas académicas de Black Eagles, Blue Lions y Golden Deer continúan representando a los mismos equipos de guerreros en campañas con otro nombre. ‘Scarlet Blaze’ en el Imperio Adrestian hacia el sur, comandado por Edelgard von Hresvelg‘Azure Gleam’ en el Sacro Reino de Faerghus hacia el norte, regido por Dimitri Alexandre Blaiddyd; y ‘Golden Wildfire’ en la Alianza Leicester hacia el este, representado por el heredero Claude von Regan.

El control sobre cada líder o estudiante preseleccionado únicamente es posible en las batallas. En los segmentos de exploración solo podemos controlar a Shez, al igual que en el Monasterio Garreg Mach teníamos exclusivo control sobre Byleth. Estos segmentos son la principal diferencia con Hyrule Warriors, que en Age of Calamity aprovechaba el mapa completo de Breath of the Wild para ejecutar tareas secundarias, mas su exploración ocurría en las mismas batallas.

Fire Emblem Warriors Three Hopes Reseña

Fire Emblem Warriors: Three Hopes se acerca a la experiencia del juego original con el hub de los campamentos. Una vez conquistada una región, el juego nos permite recorrer los asentamientos de nuestro batallón para acceder a mercaderes, zonas de entrenamiento y mejora de nivel / cambio de clase; cambio de vestuario, trabajos alternos –para mejorar relaciones de personajes–, cocinar y otras actividades.

Este es un elemento bien adaptado que insospechadamente puede pasar como una expansión de Three Houses en lugar de hacer parte de un musou. Con el apoyo de Intelligent Systems, Omega Force le da un toque distintivo a Three Hopes, apartándose lo suficiente de Age of Calamity, así mismo un excelente representante. Cuando pasamos al aspecto principal que son las peleas, en cambio recaemos en mecánicas que no han variado mucho con los años.

Un Warriors es un Warriors al final del día

Con esto no queremos decir que sea algo necesariamente malo o erróneamente ejecutado, sino que el fantasma déjà vu de «esto ya lo he hecho demasiadas veces» no te abandona. El toque de cada musou lo ponen los personajes protagonistas y depende de los gustos hacia una propiedad el aguantarlo o no. En el de Zelda, conocer a los personajes y la curiosidad por el siguiente jefe de nivel a enfrentar anima a progresar.

En Fire Emblem Warriors: Three Hopes el aliciente nuevamente son los personajes familiares de Three Houses, todos ellos incluso con nuevos atuendos con respecto al juego original. No recorremos historias personales como lo haríamos en el juego base, mas la formación de relaciones (que benefician al momento de luchar) ayuda a conocerlos mejor. Esto se traduce en ataques especiales a ejecutar por equipos según el nivel de cercanía en las relaciones.

Fire Emblem Warriors Three Hopes Reseña

Cada batalla requiere escoger un selecto grupo de guerreros o aquellos que el juego nos permita utilizar de forma predeterminada según la historia. Una vez en el mapa podemos intercambiarlos a voluntad. Usualmente el objetivo es liberar cuartos y pasadizos de las hordas de soldados que los invaden, esto al vencer al general de cada sector. Ocasionalmente se liberan misiones secundarias a mitad de una principal que piden eliminar otro enemigo de nivel alto.

Además de proteger potenciales aliados en misiones de escolta, los mapas liberados suelen terminar con un jefe de mayor tamaño y poder para vencer en equipo. Mientras no controlamos un personaje, la inteligencia artificial se encarga de ellos según las órdenes de ataque o defensa que demos. Hay ataques livianos, fuertes, especiales, combos, los mencionados ataques conjuntos y así sucesivamente, muy tradicional de un Warriors.

¿Adiós para siempre?

Una particularidad de Three Hopes con respecto a otros musou es la posibilidad de activar la opción de muerte permanente, en referencia al modo clásico de Fire Emblem. En un Warriors eso no tiene mucho sentido, dado que es un juego menos pasivo que su contraparte TRPG. Por lo menos en dificultades superiores, es normal que los luchadores compañeros controlados por la máquina resulten caídos en combate.

Privarse de un personaje de esta manera no es viable, tampoco obligatorio pero sí una opción preferida en los clásicos Fire Emblem más que en Three Hopes. Como es habitual en entregas modernas de Omega Force, el juego incluye multijugador cooperativo local con pantalla dividida para dos y en este apartado es igualmente efectivo que Hyrule Warriors. Es un ejercicio bien entretenido compartir el despache de hordas codo a codo.

Fire Emblem Warriors: Three Hopes
8.5/10 Nota
Lo que nos gustó
- Todos los personajes de Three Houses, nuevos atuendos e introducciones.
- Una forma fresca de experimentar los encuentros de las tres casas de Garreg Mach.
- Las actividades laterales entre combates ayudan a relajarse e interactuar con todos los guerreros compañeros.
- Visualmente sobresaliente.
Lo que no nos gustó
- Los combates no varían un poco comparados a otros juegos de la línea Warriors.
- El comienzo y diálogos pueden pesar por la sobrecarga argumentativa.
En resumen
Fire Emblem Warriors: Three Hopes toma uno de los mejores juegos de Nintendo Switch y nos brinda una visión jugable diferente de los eventos que tienen lugar allí. En consecuencia, encontramos los mismos carismáticos personajes de Three Houses en un género totalmente ajeno a la punitiva estrategia táctica. Tal vez algo básico como 'hack and slash' y poco sorprendente al cargar con los mismos vicios del musou, aunque lo suficientemente caracterizado como un Fire Emblem para darle su personalidad.

Reseña hecha con una copia digital de Fire Emblem Warriors: Three Hopes para Nintendo Switch brindada por Nintendo of America.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas