Connect with us

Videojuegos

[Indie on Focus] Celeste

Los nuevos niveles hacen de este un gran momento para recordar a Celeste, un juego de plataformas con un mensaje muy positivo.

Publicado

en

Hay quienes alegan que estamos en medio del ‘indiepocalipsis’: el final del apogeo de los juegos independientes. Hay algunas razones para pensar que esto es cierto. La saturación en tiendas como Steam y el fracaso en ventas de títulos ‘indie’ de alto perfil son unas de ellas.

Sin embargo, el ‘indiepocalipsis’ no es real. De hecho, nos encontramos en medio de una segunda era dorada para esta clase de juegos. El ejemplo más claro de esto es Celeste.

Este título, lanzado originalmente a comienzos de 2018, se encuentra de nuevo en boca de todos. Hace algunas semanas fue ofrecido de forma gratuita a los usuarios de Epic Games Store y sus creadores lo actualizaron con nuevos niveles como una forma de decir adiós. Esto ha renovado el interés en Celeste y causado que muchos lo jueguen por primera vez.

Esta es la historia de Madeline, una joven que pretende escalar la montaña Celeste. Este lugar es poseedor de un extraño poder mágico que causa que quienes se acerquen «conozcan la verdad sobre sí mismos». En el caso de la protagonista, la montaña causa que una ‘parte de ella’ se libere. Esta toma la forma de una chica idéntica a Madeline que trata de detenerla.

En el camino, Madeline conocerá a otros personajes que tienen diferentes razones para escalar o habitar en la montaña y que le ayudarán o tratarán de impedir que logre su objetivo.

Tras esta simple historia se esconde la exploración de un tema que está de moda en esta clase de juegos: las enfermedades mentales. Madeline sufre de depresión y ataques de pánico. La ‘parte de ella’ que se libera es una representación de ello. 

Lo mejor y más importante de todo es que no muestra las condiciones mentales de las que sufre Madeline como un ‘enemigo a derrotar’. A lo largo de su aventura, ella aprende a vivir con su enfermedad y salir adelante a pesar de ella y las dificultades que le impone. Este es un mensaje increíblemente positivo en un mundo que le sigue diciendo a la gente que sufre de depresión que simplemente tiene que ‘animarse’ para curarse.

Inicialmente, estas ideas parecen contrastar con lo que Celeste nos pide a nivel jugable. Este es un juego muy difícil. Se trata de un título de plataformas en el que el más mínimo error de cálculo representará nuestra muerte. Recuerda bastante a Super Meat Boy en ese aspecto. De hecho, volvemos a la vida de inmediato para intentarlo de nuevo.

Pero esto también forma parte del mensaje positivo del juego. Nos dice que no importa lo imposible que parezca una situación, podemos salir adelante intentándolo una y otra vez. De hecho, el juego comienza con un mensaje muy claro: «Tú puedes lograrlo».

Aquí es donde entra en juego el ‘Modo asistencia’. Celeste permite a sus jugadores ajustar la dificultad de múltiples maneras. Entre estas se encuentra la posibilidad de correr infinitamente en el aire, volverse invencible, tener resistencia infinita o disminuir la velocidad del juego. Fiel a su filosofía, el juego no castiga ni ‘humilla’ de forma alguna al jugador por utilizar estas ayudas. Simplemente las considera una herramienta más para que jugadores de todos los niveles de habilidad puedan disfrutar la experiencia.

A veces necesitamos ayuda para superar un obstáculo en nuestra vida. Eso está bien y no hay ninguna razón para sentirse mal por ello.

Este elemento ha sido fuertemente aplaudido por la crítica y partidarios de la accesibilidad en los videojuegos. De hecho, son cada vez más los juegos que incluyen elementos similares en sus opciones. Muchos dicen que esto se debe en parte al éxito de Celeste.

Pero si esto no les interesa y lo que quieren es un reto difícil, Celeste sigue siendo el juego para ustedes. Cada nivel cuenta con variaciones ‘Lado B’ y ‘Lado C’, cada una más difícil que la anterior. Tras llegar al final del juego podemos acceder a un epílogo aún más complicado y los niveles de despedida son solo para expertos. Si esto no es suficiente, podemos dedicarnos a encontrar las fresas ocultas en cada escenario, las cuales se esconden detrás de retos. 

A nivel técnico, Celeste es un juego estilo retro con un bello arte en pixeles. Los escenarios están creados con una vistosa y variada paleta de colores. La fantástica banda sonora, compuesta por Lena Raine, llena estos lugares de melodías que pueden ser relajantes, melancólicas o llenas de energía en los momentos más frenéticos. 

Cada nivel del juego tiene elementos únicos. Podemos usar plataformas que se activan cuando corremos, montar burbujas que se mueven en una dirección hasta chocar con un obstáculo e incluso plumas que nos permiten volar por unos instantes. Cada uno de estos elementos crea nuevos e interesantes retos a superar, especialmente cuando se combinan entre sí.

La genialidad de Celeste no ha pasado desapercibida. Ganó los premios a Mejor Juego de Acción y Mejor Juego Independiente en los Premios D.I.C.E 2019. En The Game Awards 2018 se quedó con las estatuillas a Mejor Juego Independiente y Juego con Impacto Social. En esta ceremonia también fue nominado a Juego del Año al lado de pesos pesados como God of War, Marvel’s Spider-Man y Red Dead Redemption 2. También fue ganador en los Premios SXSW, Game Developers Choice, Independent Games Festival y nominado a varios BAFTA.

Celeste no es más que uno de los cientos de grandes títulos independientes que siguen creando un espacio para ellos mismos en la competida industria de los videojuegos. Cada vez vemos a más creadores sorprendernos con obras llenas de creatividad que retan la industria a nivel jugable, estético y temático. No hay ningún ‘indiepocalipsis’.

Si no han probado este gran juego, no es un mal momento para hacerlo. Celeste se encuentra disponible para PlayStation 4, Xbox One, Windows, Macintosh, Linux y Nintendo Switch.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas