Conecta con nosotros

Videojuegos

Indie On Focus: Jamestown

Publicado

el

La invasión española del siglo XVII fue en… Marte.

Jamestown-logo

El nombre completo del juego es Jamestown; Legend of the Lost Colony y sus píxeles, explosiones, disparos, cañones y enemigos voladores no son la única cosa que te sorprenderá de lo que parece un combate entre españoles, británicos y, por supuesto, extraterrestres.

Pero entonces, ¿cómo fue que la invasión ocurrió en Marte?, bueno, así lo quiso Final Form Games, la desarrolladora independiente encargada de la creación de este retro y casi nostálgico videojuego. A pesar de que son sólo tres personas en la compañía, cada uno de ellos cuenta con experiencia tanto en videojuegos, como en programación, música y diseño, lo que les llevó a iniciar su vida como independientes en el año 2009 y tomarse dos años de gran esfuerzo para ofrecernos Jamestown en 2011 para PC. Pero lo que ellos no sabían era que poco tiempo después aparecería Sony con su PlayStation 4, ofreciéndoles lugar en su tienda virtual y más allá de eso, creando una edición especial, exclusivamente para PS4: Jamestown+, que trae nuevas naves, un capítulo adicional nuevo en esta extraña historia, nuevos niveles y una remasterización de la banda sonora compuesta por Franciso Cerda.

El juego es un neoclásico shooter de arriba-abajo que se puede disfrutar entre 1 a 4 jugadores simultáneos, fácilmente puede sentirse como «ese juego de naves clásico».

Pasemos a la historia, algo extraña, pero bastante agradable; Marte ahora es un planeta lleno de colonias británicas, de las cuales formas parte, pero los españoles, hambrientos de poder, buscan conquistar estas nuevas y rojas tierras, esto sin mencionar que nos toparemos con la «fauna local», extraterrestres, que tampoco facilitarán las cosas en el medio de esta brutal guerra. La tecnología avanzó mucho en el siglo XVII, pues hay naves voladoras y rayos láser a diestra y siniestra, dándole un ambiente steampunk al juego. Nosotros seremos «el protagonista», pues nunca se menciona alguno en especial, pero siempre tendremos claro quién será nuestro antagonista: «El Conquistador», un español que se las ha apañado para hacer de esta una guerra difícil y casi imposible.

jamestown-screenshot-1

La historia es bastante sencilla, al igual que nuestras opciones a la hora de jugar, pues tendremos que usar una de las naves iniciales, cada una con una habilidad especial que solo esta puede usar; no sobra decir que probar cada nave es parte importante para decidir cómo continuaremos a lo largo de todo Jamestown. La habilidad, apariencia y forma de disparar es lo original de cada nave, pero todas tienen un campo de fuerza que se encarga de neutralizar todo daño enemigo que nos pueda afectar a nosotros y a nuestros aliados cercanos.

Mientras destruimos las fuerzas enemigas, veremos ciertas «tuercas» flotando y al obtenerlas se irá cargando una barra, esto, además de nuestras dos vidas, es muy importante, pues todas las naves pueden entrar en un estado de «trance», que aumenta el daño tanto de los disparos normales, como de nuestra habilidad especial (ya sea lanzar barriles explosivos de plasma, o un rayo gigante, dependiendo de la nave); este «trance» se puede mantener si continúas capturando aquellas tuercas o engranajes, pues cuando la barra quede vacía, volverás a tu estado original, pero debo aclarar que en cualquier estado morirás tan pronto un enemigo te golpee.

Otro punto importante, que hace que el juego se sienta aún más clásico aún, es que al final de cada nivel te verás cara a cara con un jefe que tendrá su Modus Operandi propio no tan sencillo de descubrir.

jamestown-screenshot-2

Los controles de Jamestown son extremadamente flexibles, además de fáciles, pues eres libre de jugar con teclado, mouse o gamepad, a este punto le debo agregar un detalle, pues para muchos (o como lo fue para mi ) esto fue un alivio para jugar con mis amigos, pues mientras yo jugaba con el teclado, mis otros dos compañeros de batalla usaban o el mouse o el control que tenía de sobra, así que no hay ningún problema por falta de controles para terminar esta guerra.

Como mencioné anteriormente, Franciso Cerda es quien compuso el maravilloso soundtrack de este juego. Debo decir que este grandioso músico chileno llegó a mi corazón con esta mezcla tan sutil entre instrumentos reales y sonidos electrónicos de buena calidad, ha sido un trabajo impecable y estoy seguro que no olvidaremos estas notas si jugamos el juego a menudo, pues son melodías fáciles de aprender y que no sólo adornan bien el juego, sino generan un excelente ambiente para los jugadores y sus objetivos dentro del juego.

Jamestown te recordará esos juegos de infancia (a mí me recordó los viejos juegos de los arcades, que poco pude disfrutar cuando era pequeño), llevará al límite tu destreza para esquivar cada disparo enemigo, disfrutarás cada explosión, cada victoria al terminar los niveles y sentirás ganas de probar tus habilidades en los desafíos, además conocerás la historia que nunca sucedió, pero que puede llegar a ser más genial que la original. Por estas y por muchas razones, Jamestown es un videjuego digno de jugar, ya sea solo o para compartir con tus amigos; puede llegar a ser tan fácil y adictivo, como difícil y desafiante.

jamestown-screenshot-3

Este videojuego se encuentra YA disponible para todas las versiones de PC (Microsoft, Mac y Linux) a través de Steam, D2D y GamersGate. Y por supuesto, está su versión exclusiva en PS4; aún así, te recomendamos, si eres jugador de PC, esperar una buena promoción o bundle de Humble Bundle, o bien, esperar a que sea un juego gratuito de los usuarios de PlayStation Plus.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas