Conecta con nosotros

Videojuegos

Indie On Focus: UnEpic

Vive la más (no) épica aventura de todos los tiempos de la forma más divertida posible.

Publicado

el

Vive la más (no) épica aventura de todos los tiempos de la forma más divertida posible.

Cuando el género indie llega al extremo se pueden encontrar cosas como UnEpicFrancisco Téllez de Meneses es el creador, programador, director, compositor y publicista de este particular título y aunque tardó bastante para sacar su versión de PC, su vida se convirtió en un combate extenso contra Steam y su amplio deseo por ser aceptado por dicha comunidad.

Francisco trabajó en Ubisoft durante cinco años y durante su tiempo libre se dedicó a la creación de UnEpic que, finalmente, no era un juego para el público, sino un algo sencillo para él y sus amigos. Sin embargo, el destino tenía otros planes para este «burdo» juego, pues con cada persona que lo jugaba, más y más popularidad adquiría, no sólo por su sensación de clásico, sus gráficos sencillos pero agradables y su jugabilidad, sino por mezclar todo lo anterior con un humor que pocos juegos logran de verdad. Inicialmente, UnEpic vendió bien en su página oficial, pero la primera vez que trató de ingresar a Steam, recibió un rechazo que no bajó los ánimos de Téllez, pues después llegaría el proyecto Steam Greenlight que fue la «vida extra» que tanto necesitaba.

UnEpic causa varias sensaciones con sólo jugar los primeros minutos, algunos sentirán Warcraft, otros Castlevania, tal vez algo del primer Diablo, y es normal, pues su creador tomó ideas de todos estos juegos, pero su principal inspiración fue The Maze of Galious, una entrega de Konami de 1987 que nos ofrecía calabozos difíciles y exploración casi sin fin (podríamos decir que era el abuelo de Castlevania). Sin embargo, la historia de UnEpic va más allá de las que conocemos en las entregas mencionadas anteriormente, pues aquí nuestro héroe, o casi antihéroe, es Daniel, un tipo normal, adicto a los juegos y películas de ciencia ficción, además de ser un poco tonto. La historia inicia cuando Daniel está jugando por primera vez un juego de rol con sus amigos, pero al ir al baño, se va la luz; pensando que es una broma de sus amigos, prende un encendedor para darse cuenta de que ahora se encuentra en lo que parece ser un castillo.

Al principio, nuestro no-héroe cree que es otra mala broma que le hicieron poniéndole algo extraño a su cerveza, pero cuando avanza y ve los cráneos, trampas y serpientes, sabe que la cosa va en serio. Su situación se pone peor al toparse con un espíritu cuya única misión es poseer intrusos que entren al castillo para asesinarlos de la peor forma posible, para su suerte, Daniel es inmune a su magia y el espíritu queda atrapado en su interior. Con el paso del tiempo, Dani conoce más a su nuevo compañero y aprovecha sus falsos consejos para avanzar por las cámaras del castillo y hacerse pasar por un peón más del «amo».

Es bastante agradable para los jugadores del género RPG tener la opción de elegir cómo queremos que Daniel evolucione con cada nivel que adquiere, pues por cada uno podemos elegir qué habilidad queremos subir, esto nos encaminaría a crear un poderoso brujo de fuego o hielo, un guerrero de espadas y hachas o un ágil arquero con puntería perfecta. Aunque esto también se vuelve un arma de doble filo, pues aunque nos encante aplastar a nuestros enemigos con martillos, existirán aquellos inmunes a los golpes físicos.

El catálogo de enemigos de este juego es bastante amplio, pero no muy original: duendes, enanos, esqueletos, plantas mutantes, espíritus, dragones, murciélagos, trolls, armaduras poseídas y sátiros son algunos pocos que nos encontraremos tarde o temprano y aunque no hay nada novedoso en estas criaturas, no significa que juego sea algo predecible, pues la cantidad de misiones secundarias que tiene pueden expandir no sólo las horas de juego, sino también las horas de risa. ¿Me creerían si les dijera que una de estas misiones es rescatar una muñeca para una niña troll?

Aprender a jugar es sencillo, ya que el patrón de ataque de los enemigos es bastante predecible; aún así, el juego se hace bastante difícil, pues pone nuestros reflejos al limite cuando nos encontramos con trampas o emboscadas, además de que nos obliga a racionar bien nuestras posiciones de sanación, pues no queremos regresar a «las cajas amarillas» cada vez que estemos al borde de la muerte, ya que el castillo es ENORME y aunque contaremos con un mapa para guiarnos, no es nada divertido ir de lado a lado y pasar de nuevo por todas esas trampas.

Un punto importante que puede tomarse tanto en contra como a favor de este título (personalmente, creo que juega a favor) es la dificultad de los jefes; para algunos resultan bastante difíciles, para otros no tanto. Es difícil ver un punto neutro para estos combates, pues dependiendo de tu equipo y tu habilidad jugando, los jefes serán difíciles o fáciles, no obstante, no creas que podrás derrotarlos sin morir al menos una vez.

Como conclusión, podríamos decir que la sensación de rol de UnEpic y su jugabilidad perfectamente equilibrada entre juegos antiguos y juegos «diferentes» puede darte horas de juego; ya de por sí ofrece un mínimo de 20 horas de juego, que para ser un título desarrollado por una sola persona es bastante impresionante. Además, como jugadores nos sentiremos orgullosos al conocer y desbloquear todo el castillo como al ver uno de los tantos finales alternativos que tiene.

UnEpic Wallpaper

Este increíble juego español está disponible para PC (Windows, Mac y Linux) y Wii U, aún no recibimos noticias si se espera una llegada para PS4 y Xbox One (aunque así lo queremos). ¿Descubrirás los oscuros secretos que guarda este castillo o esperarás a que salga en tu consola favorita para vivir una experiencia única y más que épica?

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas