Conecta con nosotros

Videojuegos

Pokémon Home y el caso de los huevos evolucionados

Pokémon Sword/Shield no son ajenos a los ‘bugs’, pero uno de ellos es usado como carnada a través de la aplicación Pokémon HOME.

Publicado

el

Sucedía en el antiguo Global Trading System (GTS), veías cientos de peticiones irrisorias de intercambios, usualmente legendarios o míticos por la oferta de un Pidgey, Rattata o Magikarp. Esos optimistas o algo ilusorios tiempos no han cambiado en la versión actual bajo la aplicación Pokémon Home, disponible para Switch y móviles, siendo esta última plataforma la que permite realizar los intercambios en línea alrededor del globo.

Puedes leer > Pokémon Home: cómo funciona la aplicación para Switch y móviles

Pero aparte de la inundación por peticiones de Poipole –tan comprensible como inexplicable–, Pokémon Home sufre otro problema relacionado con los denominados ‘huevos evolucionados’, a su vez usados como una forma de «trolleo» en intercambios, si es que se le puede llamar así. Esto está relacionado con un ‘bug’ en Pokémon Sword/Shield mucho más radical que el del clima sincronizado.

En el papel, los Pokémon obtenidos bajo esta modalidad no son ilegales, pero tampoco tienen razón de ser, ya que hablamos de últimas líneas evolutivas emergiendo directamente de huevos Pokémon y con su debido nivel 1. Todo esto lo descubres con facilidad cuando se vuelven frecuentes en los intercambios las solicitudes de Pokémon plenamente evolucionados, pero entre niveles 1 y 10.

¿Cómo sería posible conseguir un Barraskewda o un Copperajah con un máximo de nivel 10? En especial cuando el primero evoluciona de Arrokuda al nivel 26 y el segundo de Cufant al alcanzar el nivel 34. Sencilla y oficialmente no es posible, en teoría, porque con un poco de práctica resulta que el propio Pokémon Sword/Shield sí lo permite gracias a la magia matemática de un ‘bug’.

La vida encuentra su camino, de la forma menos ortodoxa.

En realidad no existe razón para que alguien quiera intercambiar un Zamazenta de nivel 100 por un dudoso Copperajah entre niveles 1 y 10. Pero si esta suculenta oferta se encuentra indefinidamente publicada en Pokémon Home, es solo con la función de ‘trollear’ a los potenciales interesados. La particularidad radica en que si es posible conseguir dicho Pokémon. Para ello es necesario reproducir el Pokémon base (o su forma inicial desde que no sea bebé), que en este caso y por facilidad se logra dejando a cualquier Copperajah y un Ditto (eterno gran patriarca) en cualquier centro de Cuidados Pokémon.

Paso seguido se debe tener un Pokémon de la misma especie del huevo por eclosionar que esté a un nivel de evolucionar. Para nuestro ejemplo, un Cufant de nivel 33. Adicional a esto, se debe contar con un solo ‘Caramelo Raro’ entre los objetos, y de llegar a tener varios, se pueden repartir entre los Pokémon de la caja para que los sostengan un rato (aquí si se extraña el almacenamiento de objetos de la primera generación).

Ahora, el huevo debe ubicarse debajo del Pokémon de su misma especie a punto de evolucionar. En este apartado viene lo importante, pues inmediatamente suministrado el caramelo al Pokémon arriba del huevo, es necesario presionar y mantener presionada la flecha hacia abajo del control. Si todo sale bien, algo así debería ocurrir.

Verás cómo inexplicablemente el huevo «evoluciona» sin romper su cascarón, ya puedes soltar la flecha hacia abajo. Si esto no ocurre y el que evoluciona es el Pokémon al que se le dio el caramelo –como pasaría normalmente–, debes intentarlo de nuevo y practicar hasta dar con el momento justo de presionar la flecha hacia abajo. El Pokémon al que se le dio el caramelo igualmente no evoluciona cuando el huevo si logra hacerlo, como si se cancelara la evolución con B al subir de nivel.

Todos los pasos anteriormente nombrados son necesarios para obtener un «huevo evolucionado», pero en adelante para eclosionarlo simplemente se debe caminar o andar en bicicleta como de costumbre. Eso sí, no deja de resultar incómodo que de un huevo nazca un gigantesco Copperajah, como en nuestro mencionado caso, con todo y nivel 1.

¡Pero qué car…!

Se supone que con esto tendríamos justo lo que necesitamos para poder subirlo a Pokémon Home en la aplicación de Switch, y así intercambiarlo por un jugoso Zamazenta de nivel 100 en la versión para móviles. Como decíamos, estos Pokémon técnicamente no son ilegales y pueden ser llevados hasta las cajas de Pokémon Home sin ningún problema, o podemos entrenarlos y subirlos de nivel, enseñarles movimientos y demás, aunque no tendría sentido cuando lo que buscamos es un Pokémon en su línea evolutiva final pero de nivel primario.

Sin embargo, es aquí donde podemos explicar mejor aquello del ‘trolleo’ en el área de intercambios de la GTS en Pokémon Home, porque aunque puedes mover al Pokémon dentro de la aplicación para Switch y la de móviles igualmente lo reconoce como candidato de intercambio, en el momento de hacer efectiva la transacción te encuentras con un rotundo:

«No puedes intercambiar este Pokémon.»

Y no hay nada que hacer, perdiste el esfuerzo al evolucionar huevos Pokémon, pero por lo menos experimentaste de primera mano una supuesta imposibilidad iluminada por Pokémon Home. También puedes conservar aquellos Pokémon de nivel básico con altas líneas evolutivas, pero no mucho más podrás hacer con ellos. Ya sabes, no caigas en esas ofertas llamativas, y por lo que más quieras, ¡huye de los que están obsesionados con Poipole!

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas