Connect with us

Videojuegos

Pokémon Sun/Moon – La reseña

La séptima generación de la longeva franquicia es un interesante punto de entrada para nuevas audiencias, pero con ciertas faltas para veteranos.

Publicado

en

Alguien que haya crecido junto con la saga Pokémon a lo largo de estas dos décadas técnicamente proviene de la región Kanto, la primera generación de juegos para Game Boy. Independientemente de si continuó siendo fiel a la franquicia en cada nueva entrega o si se alejó por completo de la misma, Pokémon Sun/Moon significan el regreso ideal al ámbito de las criaturas coleccionables, y en cuanto a jugabilidad, son el equivalente a unas vacaciones dentro del mundo Pokémon en la acertada región Alola inspirada en Hawaii.

No por nada el joven protagonista del juego también proviene de la clásica región Kanto, exponente por excelencia de la fórmula original que tanto difiere del redibujado sistema en Sun y Moon.

Game Freak por momentos reconoce que la línea principal RPG de Pokémon está dividida en dos audiencias: jugadores antiguos -o experimentados- y novatos. Por ello es que incluso con nuevas y relucientes entregas vemos una gran cantidad de homenajes a elementos clásicos, como formas Alola para Pokémon de Kanto, una especie de modo fotográfico, o cameos de viejos conocidos. Pero también vemos en esta ocasión un juego que intenta alejarse bastante del estilo tradicional, eliminando los Gimnasios con la excusa que la Liga Alola todavía se encuentra en construcción.

Aun así, Pokémon Sun/Moon tampoco deja como opcional un siempre inevitable tutorial de los elementos básicos que deben aprender todos los nuevos entrenadores. Pasar por lo mismo una y otra vez en cada generación puede llegar a cansar, sin importar qué tan tropical vacacional sea el ambiente. Alola ofrece un inicio lento con obvios puntos de progreso, pero al final resulta en una historia más confidente y personal.

El mapa de juego en los RPG de Pokémon nunca se ha caracterizado por ser plenamente abierto sino hasta los momentos finales, y aunque el viaje se torna menos solitario en Sun/Moon, no le quita su extensa linealidad a través de las cuatro diferentes islas en la región Alola. No es un recorrido por medallas sino una especie de ritual cultural, uno que muchos habitantes y personajes secundarios incluso han vivido.

Pero a pesar de ser un título donde los jugadores son prácticamente llevados de la mano, ciertas convenciones de juegos previos han sido redefinidas a favor de la simpleza.

Por un lado, están las HM (Hidden Machines) o MO (Máquinas Ocultas), que ya no obligan a tener en el equipo a “esclavos Pokémon de habilidades”. Todas aquellas acciones en el mapa de juego como volar, nadar o destruir rocas, son una especie de servicios que no dependen del equipo o Pokémon capturados en cuestión. Por otra parte, están los entrenadores más fuertes de una región como los líderes de Gimnasio, reemplazados en Alola por capitanes de retos insulares, cuatro jefes Kahunas (una palabra hawaiana que significa sacerdote, hechicero, mago, ministro o experto), y el respectivo Alto Mando -que incluye una capitana y dos Kahunas, por lo tanto con doble cargo-. Los retos insulares consisten en leves pruebas de puzzles y exploración, así como combates contra Pokémon Totem (o Pokémon Dominantes). No existe un orden específico para derrotar a los Kahunas en las cuatro islas principales.

pokemon_sun_moon__50

Con respecto a las Mega Evoluciones introducidas en la sexta generación, permanecen accesibles las descubiertas, pero el incremento de fuerza durante las batallas ahora está a cargo de los Movimientos-Z. Así como las Mega Evoluciones, son ataques que solo se pueden usar una vez por batalla, poderosos y con resultados devastadores. Los Movimientos-Z cumplen por primera vez en Pokémon la función de ataques especiales superiores (o invocaciones en cualquier RPG), con animaciones espectaculares y efectos estratégicos. Aunque al igual que con las piedras mega-evolucionarias, es necesaria una roca llamada Cristal-Z correspondiente al tipo del Pokémon para ejecutar su Movimiento-Z.

También tenemos aquellos aspectos que urgían de una actualización desde hace varias generaciones y que en Sun/Moon finalmente han visto la luz, como poner un Pokémon recién capturado en el equipo cuando este último se encuentra lleno. Es posible comparar habilidades, movimientos y reemplazar el capturado con alguno de los activos, enviando al descartado a una de las cajas del PC (donde ahora pueden entretenerse gracias a Poké Pelago, un tipo de resort). Esto ahorra una buena cantidad de viajes a los Centros Pokémon.

[Lea también ‘Códigos QR para cada Pokémon en la Pokédex de Alola’]

El mapa ya no cuenta como un objeto más del inventario, y en su lugar es apropiadamente ubicado en la pantalla inferior (en un Pokédex controlado por Rotom) con un mayor acercamiento, manteniéndose activo de manera continua y haciendo más fácil encontrar el próximo objetivo. El único problema con este renovado Pokédex es su nula habilidad para callarse, porque si, ahora habla.

Aunque Sun/Moon es la segunda generación que aparece en la familia de portátiles 3DS (así como la 4ta y 5ta en DS), es admirable cómo el sistema presenta unas pulidas gráficas y animaciones, asombrosas para un título de Pokémon -pero no con resolución perfecta-. Su calidad se destaca tanto en el mapa de juego como en las batallas, que ahora permiten ver al entrenador durante los enfrentamientos. Además, dichas batallas también muestran información importante como la efectividad de los ataques del Pokémon en el campo, así como las estadísticas aumentadas o reducidas en el momento (ataque, defensa, ataque especial, defensa especial).

pokemon_sun_moon__51

Los nuevos Pokémon introducidos no generan mayor sorpresa (solo son un poco más de 80), ya que la gran mayoría fueron revelados durante todo el año. Sin embargo, las formas Alola son el factor nostálgico con mayor fuerza, ya que muchos favoritos de Kanto como Meowth y Exeggutor reciben tipos y poderes adicionales, sin olvidar una apariencia vistosa como la de cierta ‘palmera dragón’. Se nota cómo el factor tropical afecta a estos Pokémon de manera natural, aunque se encuentren Vulpix y Sandshrew más inclinados hacia el hielo en una montaña similar a Mauna Kea, el pico más alto de la real Hawaii.

Para los fanáticos del modo multijugador en línea, el reemplazo del Player Search System si es un golpe algo fuerte. En lugar de tener la habilidad de desplegar un mensaje corto donde el jugador da a entender lo que está buscando o no, se deben escoger de frases predefinidas si se desea un intercambio específico o algún otro asunto. Lo más deficiente, es que muchas funciones del multijugador no están disponibles hasta completar varias tareas sin relación alguna en la ‘Festival Plaza’, una locación sin mucho atractivo que hace preguntarse por qué Game Freak prescindió del PSS, que era perfecto.

En cambio, otra función que no era necesaria replicar proveniente de X, Y, Omega Ruby y Alpha Sapphire, es Pokémon-Amie (Poké Recreo), convertida en ‘Refresh’ (Refrescar). Esta puede ser usada al final de cada batalla o desde el menú, para limpiar los Pokémon, curarlos de envenenamiento o parálisis, consentirlos o alimentarlos con Poké Beans. Sinceramente, con excepción del ahorro de medicinas, es desgastante ‘tener’ que estar limpiando o alimentando Pokémon cual Tamagotchi para afianzar la crianza y el nivel de amistad.

pokemon_sun_moon__52

La linealidad en un juego de Pokémon no es ninguna novedad, pero Sun/Moon limita de mayor forma la libertad de exploración, a lo que se suma una historia algo vaga y contenido post-créditos menguado. Pero lo que es difícilmente aceptable, para ser Pokémon, es la gran cantidad de pantallas de carga y escenas de historia con mucho diálogo. Algunas de hasta más de cinco minutos y sin poder saltarse.

Sobre el tiempo de juego de Sun/Moon no hay preocupación alguna. Cualquier usuario de los juegos previos sabe que estos (recorridos a ritmo normal) no rebajan las 30 horas y hacen valer cada centavo. Completar los pendientes y atrapar los Pokémon disponibles para llenar la Pokédex de la región, puede fácilmente llegar a las 50 horas. Lastimosamente, los Pokémon de sexta generación no podrán ser transferidos a Sun/Moon por medio de Pokémon Bank sino hasta el mes de enero, así como aquellos de Red, Blue y Yellow de la Consola Virtual de 3DS.

El desempeño del juego en consolas 3DS antiguas sufre un pequeño retroceso, pero esto no afecta la jugabilidad, excepto que al intentar cerrarlo para volver al ‘Home’, el juego reinicia la consola. Y para ello se supone que el jugador ya debería haber guardado la partida, algo muy natural de manera frecuente en Pokémon.

[Puedes descubrir acá las diferencias entre las versiones Sun y Moon]

Los nuevos jugadores encontrarán que Sun y Moon son una gran introducción a la extensa franquicia Pokémon, mientras que los más avanzados disfrutarán de las mejoras en el manejo de menús, funciones y batallas, además de los diseños de algunos Pokémon originales y diversas formas de Alola. Aunque algunas limitaciones de exploración y exceso de diálogo disminuyen el encanto. En caso de preferir algo más tradicional de anteriores generaciones, este no es el destino vacacional ideal. Pero por encima de todo, Pokémon Sun/Moon se trata de dejar un rato el afán por querer ser el mejor -mejor que nadie más- y dedicarse a disfrutar los paradisíacos paisajes de Alola.

Reseña hecha con una copia física de Pokémon Sun brindada por Nintendo of America.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas