Connect with us

Videojuegos

Red Goddess: Inner World – La reseña

La historia de Divine ha sido elaborada con mucho cariño, pero tiene algunos problemas técnicos y de diseño que la opacan.

Publicado

en

Tener recuerdos puede ser doloroso, pero no tenerlos sería algo peligroso porque no tendríamos la capacidad de aprender de un error o una mala experiencia. Si no me creen, pueden preguntarle a la protagonista de Red Goddess, un juego del equipo español de Yanim Studio que incluye elementos prometedores de exploración y plataformas, opacados por algunos problemas técnicos y decisiones de diseño.

Red Goddess sigue la aventura de Divine, una joven diosa que ha perdido la memoria después de un conflicto entre dioses y sombras. Divine despierta en un planeta extraño sin ninguna pista de su pasado, apenas encontrando habitantes que son víctimas de ataques por parte de diversos monstruos enviados por un tirano conocido como Dark King. Nuestra heroína debe intentar detener la amenaza, no sin antes recuperar sus recuerdos y poderes.

La historia de Divine puede ser definida como una fábula sencilla con elementos que van de lo emotivo a lo trágico y que tratan de enseñarnos la importancia de aprender de los errores del pasado así duelan; todo relatado por una voz desconocida que indica de cierta manera las misiones que debemos cumplir, pero manteniendo algo de misterio, casi como si no deseara que las cumplamos. Esto plantea un enfrentamiento entre nosotros como los protagonistas del cuento contra el inquietante narrador, una pelea por crecer y fortalecernos.

red goddess reseña 5

La aventura está enfocada al público infantil y juvenil (una de mis sobrinas puede dar fe de ello) pero puede ser gozada por un adulto gracias a una historia con elementos sencillos que nos mantiene relativamente enganchados a la meta de conocer el pasado de Divine y cuáles son los motivos de Dark King para evitar que ella recupere su fuerza. Esto también se conecta con varios elementos que permiten una exploración de la propia personalidad de la diosa, uno de ellos el Mundo Interior donde transcurren los hechos.

Este lugar traza el formato general de Red Goddess, siendo la base de la travesía donde Divine debe conocer sus propios medios y afrontar los errores del pasado reflejados en el escenario y en algunos flashbacks. Además (y esto ya a nivel jugable) es un título de exploración dentro de un lugar de tamaño considerable donde debemos encontrar gemas para abrir portales o completar misiones que desbloquean poderes, todo muy cercano al estilo MetroidvaniaEl Mundo Interior presenta una buena mezcla de colores, elementos, peligros y demás, pareciendo por momentos un libro infantil o un escenario de marionetas, al contrario de lo que sucede con el mapa guía que luce tosco y limitado.

red goddess reseña 3

El diseño de las plataformas del escenario es bueno, reta progresivamente al jugador con cambios que van de secuencias con saltos simples a combinaciones un poco más complejas, algunas requieren habilidad y otras la obtención de nuevos poderes para resolver el acceso a algunos puntos, nada que implique demasiado tiempo pero sí algo de paciencia con el control. Para recompensar al jugador hay algunos desbloqueables ocultos en el mapa y unas monedas que sirven para comprar casillas de salud y maná en algunas tiendas, algo útil para no tener frustraciones luego del primer tercio de la aventura.

Los otros componentes de la personalidad de Divine se reflejan en sus poderes. Ella puede cambiar a tres formas básicas: una humana donde usa posesiones o saltos especiales, el modo Rage que la convierte en un monstruo de color rojo y el modo Fear donde parece un demonio azul. Esto es vital para el combate, ya que debemos atacar con el color adecuado, que debe coincidir con el del enemigo. Es una pena que la forma humana de Divine no tenga un diseño tan distintivo como sucede con Rage y Fear, o incluso como el de algunos personajes no jugables que aparecen en el escenario.

A medida que exploramos el Mundo Interior y derrotamos a ciertos jefes, Divine obtiene poderes y elementos de una armadura, que hacen que la diosa vaya mejorando poco a poco en su movilidad y fuerza. Por ejemplo, hacia la mitad del juego obtenemos un par de ataques especiales para los modos Rage y Fear (tal vez muy pocos) o un impulso extra para los saltos, todos alimentados por una barra de maná. Tanto esta energía como la salud solo se recuperan en pozos especiales, así que debemos administrar muy bien las fuerzas al combatir.

red goddess reseña 4

En cuanto a los enemigos presentes en Red Goddess hay que decir que si bien la variedad no es alta, es suficiente para la duración del juego, pasando de espíritus simples a fieras bastante duras de eliminar. Donde extrañé mayores cambios fue en el diseño de jefes, que apenas cambian de ataque y máscara, y disfrazando pobremente que la táctica para vencerlos es repetitiva en la mayoría de casos.

Los esfuerzos destacados por brindar un buen título de plataformas con una historia aceptable son opacados por los errores técnicos que se repiten constantemente. En la versión para PC usada para esta reseña encontramos problemas de optimización ya que a veces Divine queda congelada un par de segundos cuando hay un combate con muchos enemigos y, sin importar la forma en la que esté, hay algunos problemas en el registro de golpes o el juego se detiene inesperadamente obligando al reinicio del programa. Esperamos que el equipo de Yanim Studio tome nota de estos problemas para corregirlos a través de actualizaciones.

Red Goddess es un relato sencillo y sin pretensiones exageradas creado claramente para los jugadores más jóvenes de casa. Su apartado de plataformas está diseñado con cariño, pero con irregularidades técnicas notables; la protagonista que no quedará grabada en la retina del jugador pero tal vez sí en su mente gracias a la travesía que nos pone muy clara la importancia de aprender del pasado, enseñanza que esperamos que apliquen los desarrolladores en futuros proyectos.

Reseña realizada con una copia de Red Goddess: Inner World para PC suministrada por Yanim Studio. También está disponible en PlayStation 4.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas