Conecta con nosotros

Videojuegos

El fin de la resistencia exclusiva de Wii U

«Presiento que este es el final de una hermosa amistad.»

Publicado

el

Se nos fue la octava generación que diera inicio en noviembre del 2012 con Wii U. A mitad del camino Nintendo prefirió seguir a su propio ritmo y darle de baja a una consola con juegos destacables pero un mercadeo poco menos que ideal. No podemos decir que fue un desperdicio por los más de cuatro años que se mantuvo a flote, puesto que esta especie de «borrador» de Nintendo Switch dejó una estela de juegos que hoy vuelven a vivir gracias al sistema híbrido.

Lo cierto es que poco a poco Wii U se queda sin su corazón, sin su catálogo diferencial, una transición natural a Switch que durante 2020 se hizo con renovados juegos previamente exclusivos como Tokyo Mirage Sessions #FE Encore, The Wonderful 101 Remastered y Pikmin 3 Deluxe. En febrero del 2021, un peso pesado multijugador local como Super Mario 3D World se une a Switch con el añadido de la expansión Bowser’s Fury, de la que no se sabe mucho pero posiblemente se trate de un mundo adicional con mayor dificultad.

De Wii U con amor.

Así es como el barco de Wii U se aleja cada vez más con su grandiosa Consola Virtual incluida que ni ánimos de resucitar se ha insinuado en Switch. ¿Cómo es posible que una consola que legalmente ofrecía en su mismo hardware juegos de NES, SNES, N64, Wii, GBA y DS (además de los nativos de Wii U) tuviera un destino tan nefasto como el que le ocurrió? Es una respuesta que se escapa de nuestro entendimiento, mientras que Switch solo continúa brindando como incentivo para su servicio por suscripción en línea una buena cantidad de juegos de NES y SNES.

Tampoco se puede culpar a Switch, es un cálido hogar para juegos de la casa matriz e independientes por igual, no es necesario replicar el modelo de Consola Virtual cuando se tiene tanto de dónde escoger, aunque la adición de N64 y otras plataformas más no quedaría nada mal. Eso si no fuera porque varios juegos de Nintendo 64 siguen dando ganancias en pleno 2020, por ejemplo un título de lanzamiento en 1996 como Super Mario 64. Eso sin olvidar que la Consola Virtual de Wii U sigue activa y a través de ella todavía se pueden comprar juegos en la actualidad.

Este gato sí puede pisar la pantalla sin peligro de rasguños.

Las funciones en línea y servidores de Wii U trabajan inclemente y gratuitamente a pesar del olvido, pese a que un juego como Super Mario Maker ya tenga su final sentenciado. Fecha que casual o no tan casualmente se alinea con la del «Mariocalipsis» el próximo 31 de marzo, misma en la que desaparecerán juegos temporales como Super Mario 3D All-Stars o Super Mario 35, exclusivo de Nintendo Switch Online.

«Es el final, mi amigo, el final.»

-Jim Morrison-

Por otro lado, juegos que en Switch requieren una suscripción para poder jugar en línea, en Wii U ofrecen lo mismo pero gratis, como el exitoso por plataforma doble, Mario Kart 8, un no muy lejano Super Smash Bros. for Wii U o el primer Splatoon. Por si quedan algunas dudas infundadas con todo esto de las recientes y flamantes consolas de novena generación -en los hogares de quienes pudieron comprarlas-, aún existe una decente porción de usuarios que juegan en línea Call of Duty: Black Ops II a través de Wii U, gratis. Sin un centavo adicional aparte de lo que pagan a su operador de internet.

El último bastión

No todo está perdido en Wii U. En el vasto mar de multiplataformas las olas arrasaron con sus pocos sobrevivientes exclusivos, llevándolos a la isla de los «Nuevos Horizontes» de Switch que tanta ayuda prestó durante un difícil año para la humanidad. Pero esa pequeña embarcación aparentemente naufragada que es Wii U se mantiene a flote de una manera modesta, humilde, reconociendo que no es la más bienvenida, aunque sí recuerda muy bien los juegos que dio a luz.

Game & Wario y NES Remix 2.

Game & Wario sigue siendo un exclusivo de Wii U, con todo y que uno de sus minijuegos (‘Gamer’) haga reaparición en WarioWare Gold para 3DS; el mismo caso con NES Remix / NES Remix 2, con la compilación Ultimate NES Remix también para 3DS. Lo que hace especial a las versiones de Wii U, aparte de ser las originales, es lo bien que se controlan los juegos con el GamePad y la generosa alternativa de usar controles Pro o los Wiimote para una experiencia más clásica. Sin dejar a un lado que los controles cableados de NES Classic Edition son compatibles con Wii U por medio del puerto de cualquier Wii Remote.

Algo que suelen obviar los propietarios de Switch es lo cómodos y prácticos que son el pad direccional y los botones del GamePad de Wii U, la fortaleza y efectividad de sus sticks, en especial frente a los Joy-Con. «Pero hey, Wii U fue un fracaso, ¿por qué interesarme en una reliquia del pasado cuyos juegos han sido arrebatados por un sistema superior?» No podríamos responder esa pregunta sin hacer una completa apología a Wii U como lo es este artículo, pero una respuesta más directa tiene nombre propio: Game & Wario.

Este sucesor espiritual de la serie WarioWare no resultó lo que sus seguidores esperaban, que era una serie de microjuegos en ráfagas de segundos hasta que la habilidad diera paso a la derrota. Eso técnicamente fue resarcido con la compilación de compilaciones, WarioWare Gold, pero la extraña edición de Wii U sigue siendo su propio ser. En lugar de microjuegos, goza de minijuegos más largos a los que en cierta forma no le hace justicia llamarlos «mini.»

Asimétricamente perfecto.

‘Gamer’, uno de esos juegos incluidos que pone al pequeño 9-Volt en una carrera por jugar en su portátil a escondidas, sin que su madre se entere o el sueño le gane, es una muestra de la genialidad del juego asimétrico al usar el GamePad como la consola portátil en el mundo real y la pantalla del televisor como la habitación de 9-Volt, entre los que hay que estar intercambiando la mirada antes de ser descubierto por una iracunda madre. Un juego que solo tiene razón de ser en Wii U.

La particularidad de Game & Wario se encuentra en la forma tan absurda con la que aprovechó el GamePad de Wii U, a través de atípicos juegos y otros alocados juguetes virtuales, unos mejores que otros. Básicamente hace uso de todas y cada una de las funciones del GamePad y precisamente eso lo convirtió en el título demostrativo, desde antes de ser lanzada y cuando la consola apenas estaba en sus primeros meses. Las críticas no fueron muy buenas, hay que decirlo, pero pocos juegos entienden la consola y mantienen un multijugador local tan consistente en la misma con un estilo tan jovial.

Sin temor a equivocación, podemos asegurar que jamás llegará a Switch y que de esta manera, Game & Wario se puede coronar como el único exclusivo de Wii U que quedará para la posteridad, de una consola activa a la que poco le preocupa la mortalidad.

Advertisement
1 Comentario

1 Comentario

  1. German

    31 de diciembre del 2020 at 16:39 pm

    Excelente opinión, querido amigo, yo tengo la Wii U y todavía la juego, me gusta mucho la idea de jugar con dos pantallas a la vez, como Zombi U, el multijugador de 2 jugadores, en Black OPS ll un jugador con la pantalla del TV y el otro con el Gamepad, hubiera sido magnífico si la Wii U fuese compatibles con varios Gamepad y por último el hecho de prescindir del TV y jugar en el Gamepad, Nintendo se arriesga en ofrecer diferentes formas de jugar y eso para mí tiene mucho mérito, pero como todo riesgo te puede ir bien o te puede ir mal, y en este caso le fue mal a Nintendo, de igual manera no me arrepiento de mi compra, al contrario la recomiendo!!

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: