Connect with us

Manganime

Saint Seiya: Los Caballeros del Zodiaco – Impresiones

¿Cómo se sostiene esta interpretación del clásico de Masami Kurumada? ¿Brilla por luz propia o palidece frente al anime original?

Publicado

en

Después de dos años de espera, Saint Seiya: Los Caballeros del Zodiaco se estrenó el pasado 19 de julio. Desafortunadamente, esta serie animada de Netflix no ha probado ser el triunfante regreso de Seiya de Pegaso y los demás caballeros de bronce a la pantalla chica. ¿Pero qué es lo que particularmente no nos gustó de esta serie? ¡Eso es lo que averiguaremos!

En esta ocasión, hemos decidido dividir estas impresiones entre dos de nuestros redactores: César Salcedo y Mateo Riveros. Ambos, grandes fanáticos de la franquicia, criticaron la serie desde diferentes posiciones, pero reconociendo sus falencias y potencial desperdiciado.

Sin más preámbulos, encendamos nuestro cosmos y comencemos con esta crítica.

César Salcedo

Saint Seiya: Los Caballeros del Zodiaco

Poco después del tráiler de anuncio de Saint Seiya: Los Caballeros del Zodiaco, Yoshiharu Ashino —director de esta nueva adaptación— comentó en su ahora borrada cuenta de Twitter que esta nueva adaptación de la obra de Masami Kurumada estaría enfocada a una nueva audiencia. Como era de esperarse, esto llevó a que los fanáticos del manga y anime originales criticaran fuertemente los cambios que se evidenciaron en el primer adelanto.

Pero lo que pudimos ver en los videos no nos preparó para lo que fue el producto final. Además del cambio de sexo de Shun, la serie sufrió más cambios. Estos giran alrededor de cómo son presentados los caballeros al público. Mientras que en la serie original estos son introducidos bajo un manto de misticismo —con fuertes referencias a la mitología griega—, el cual motiva que los caballeros se oculten de la gente común y sirve para que Mitsumasa Kido provoque al santuario, la serie de Netflix nos muestra algo totalmente diferente.

Saint Seiya y sus 30 años de historia

Desde el primer episodio podemos ver los cambios, ya que la serie comienza con Aioria de Leo salvando y secuestrando a Seika: la hermana de Seiya. Este no es el único cambio que debemos resaltar. Otra de las libertades que se han tomado con respecto al material original es la forma en la que aborda el Torneo Galáctico. Este primer arco de Saint Seiya es el encargado de establecer a los demás caballeros y sus motivaciones para luchar por Athena. En la adaptación de Netflix intentan hacer lo mismo, pero sin el impacto de la obra original.

Esta dualidad de querer hacer algo nuevo y respetar el material original crea una narrativa inconsistente en la cual los personajes pierden fuerza y dejan de conectar con el público. Curiosamente, Shun —a pesar del cambio de sexo— no presentó cambios en su personalidad, motivación ni estilo de lucha. Adicionalmente, la versión de Hyoga en la adaptación de Netflix es más apegada al material original que la vista en la serie del 86.

Saint Seiya: la historia oculta de Hyoga de Cisne contra los Blue Warriors

Por otro lado tenemos a Ikki de Fénix, el cual ha recibido algunos cambios menores. Si bien han dañado el canon del personaje, no han logrado maltratar la imagen de este. Incluso ikki, al igual que Hyoga, es presentado con más apego a lo visto en las viñetas de la Shonen Jump. Lamentablemente, el resto de personajes se ven afectados por el nuevo camino que ha tomado Netflix a la hora de adaptar el manga de Masami Kurumada.

Mateo Riveros García

Saint Seiya: Los Caballeros del Zodiaco

El primer anime de Saint Seiya cuenta con 145 episodios, los cuales se transmitieron entre 1986 y 2008. Como es común con las adaptaciones animadas de series de Weekly Shōnen Jump, una buena parte del anime se transmitió al mismo tiempo que se publicaba el manga. Al no haber realmente un límite de capítulos y tener libertad casi total para adaptar los eventos de la obra original, la única preocupación del equipo de animación era el alcanzar al manga. Por fortuna, esto último fue lo que dio lugar a la querida saga de relleno de Asgard.

¿A qué viene el hablar sobre la extensión del anime? Pues a que Saint Seiya: Los Caballeros del Zodiaco, la nueva serie de Netflix, no cuenta con ese lujo. Con solo seis episodios, la primera temporada tenía que entregar una versión comprimida de los dos primeros arcos de la serie o ser algo completamente nuevo a lo visto en anteriores adaptaciones de la obra de Kurumada.

Por desgracia, Saint Seiya: Los Caballeros del Zodiaco hace ninguna de ambas cosas.

He aquí el principal problema de esta adaptación: pretende poner algo nuevo de la mesa, pero al mismo tiempo le resulta imposible no rendir homenaje a la obra original. Al no tener una visión clara, la serie se siente sin dirección y pierde valioso tiempo recreando momentos clásicos que no tienen el desarrollo necesario para tener peso narrativo o emocional.

¿Qué necesidad había de adaptar el Torneo Galáctico si no sirve para más que reunir a los protagonistas? ¿Por qué mostrar la enemistad entre Casios y Seiya si solo sirve para telegrafiar una batalla que dura un par de minutos? ¿En qué beneficia a la serie los flashbacks de los protagonistas? ¿No hubiera sido mejor comenzar la serie con la reunión de los caballeros de bronce, como en la película La Leyenda del Santuario, y a partir de ahí desarrollar su amistad?

Cinco cosas que Saint Seiya Omega hizo bien

Hablemos brevemente de los nuevos elementos introducidos en esta serie. Aunque el cambio de sexo de Shun en sí no hace mucha diferencia, lo que sí afecta negativamente a la serie es el cambio de tradiciones de las caballeras. Ya que no están obligadas a llevar máscara, esto hace que la relación entre Seiya y Shaina no tenga mucho sentido. Pero por alguna razón, Marín sí lleva la máscara. ¿Acaso es para ocultar el obvio hecho de que es la hermana de Seiya?

En lo que respecta a Vander Graad, el villano de esta primera temporada, este en sí no detrae de la serie. Su cruzada para utilizar la armadura dorada y dar a la humanidad el poder necesario para luchar contra los dioses es nueva dentro de la franquicia y tenía potencial. Por desgracia, la forma tan torpe en la que se mezcla este antagonista con los puntos clave de la serie original y el poco tiempo disponible hacen que Graad sea poco memorable.

Además de esta indecisión a la hora de rendir homenaje o hacer algo nuevo, no puede olvidarse que la serie también peca por el exceso de exposición. Resulta necesario repetir que Saint Seiya: Los Caballeros del Zodiaco no tiene tiempo que perder con solo 6 episodios.

¿El veredicto? Es una serie que no apunta a los veteranos de la serie ni al público más joven.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas