Conecta con nosotros

Videojuegos

Diablo IV y Overwatch 2 se retrasan: ¿qué está pasando en Activision Blizzard?

A pesar de las medidas, sigue existiendo mucha desconfianza en torno a la compañía.

Publicado

el

Diablo IV Overwatch 2

Activision Blizzard anunció que Diablo IV y Overwatch 2 se retrasarán para 2023. Así lo reveló un comunicado reciente en el que la compañía dio a entender que, debido a cambios en su política interna, se contará con más tiempo para el lanzamiento de estos títulos:

«Después de trabajar con nuevos liderazgos en Blizzard y en sus respectivas franquicias, particularmente en ciertos roles, se ha hecho evidente que parte del contenido que ha planeado la compañía para el próximo año se beneficiará de más tiempo para alcanzar todo su potencial (…) ahora estamos planeando un lanzamiento más tardío para Overwatch 2 y Diablo IV de lo que estaba originalmente previsto».

Diablo IV y Overwatch 2 se retrasan: ¿Qué está pasando en Activision Blizzard?

Ambos juegos fueron revelados durante la Blizzcon 2019. Se esperaba que dos años después el público tuviera acceso al menos a una beta, pero la edición del evento de 2021 no arrojó siquiera una fecha de lanzamiento ni para Diablo IV ni para Overwatch 2.

Con esto, se asume que habrá más tiempo para que los desarrolladores hagan un buen trabajo y no se extiendan en sus jornadas laborales. Sin embargo, sigue existiendo desconfianza en torno a las decisiones de la empresa.

Jen Oneal deja la dirección

A este anuncio se le suma otra noticia: la codirectora Jen Oneal deja la compañía. Esto lo hizo público al compartir una carta en el blog oficial de Blizzard recientemente. Básicamente, dice que dejará todas sus labores en manos de Mike Ybarra, quien continúa como director único, y que se concentrará en nuevo proyecto a inicios del próximo año.

Oneal declaró que Activision Blizzard aceptó donar un millón de dólares para la organización sin ánimo de lucro Women in Games International (donde es miembro de la junta ejecutiva), que se enfoca en la igualdad, la diversidad y el apoyo a las mujeres en la industria de los videojuegos. La ahora exdirectora trabajará en la planeación de cómo administrar dichos fondos.

La llegada de Jen Oneal y Mike Ybarra comenzó con el retiro de directivos como Jesse McCree (cuyo personaje en Overwatch se llama ahora Cole Cassidy) y Jonathan LeCraft.
La llegada de Jen Oneal y Mike Ybarra comenzó con el retiro de directivos como Jesse McCree (cuyo personaje en Overwatch se llama ahora Cole Cassidy) y Jonathan LeCraft.

Jen Oneal y Mike Ybarra habían llegado recién en agosto de este año a Activision Blizzard como reemplazo de J. Allen Brack en medio de uno de los momentos más álgidos del escándalo de acoso sexual en la que estaba envuelta la compañía.

Diablo IV y Overwatch 2 se retrasan: ¿Qué está pasando en Activision Blizzard?

Todo comenzó hace unos meses. Activision Blizzard recibió una demanda hecha por el Departamento de Vivienda y Empleo Justo de California en la que se aseguraba que en la empresa había «una cultura de acoso sexual y sexismo». Básicamente, se señalaba que las mujeres pasaban por condiciones laborales muy duras e injustas provocadas por el abuso de compañeros de trabajo y directivos.

El hecho terminó destapando casos gravísimos como la llamada «Suit Cosby«, un cuarto de hotel del director creativo Alex Afrabiasi, donde se ingerían grandes cantidades de alcohol y se prestaba para acosar compañeras de trabajo y mantener relaciones sexuales.

Lo que hizo la compañía al respecto fue responder cuestionando las acusaciones, señalándolas de «viejas y sacadas de contexto». Esto produjo una ola de rechazo tanto externa como interna, pues al menos 2.000 empleados firmaron una carta dando la razón a las acusaciones y pidiendo mejores condiciones.

Gran parte de lo que está pasando en Activision Blizzard se debe a directivos que salieron de la compañía y cuyas referencias están siendo reemplazadas, como ocurre con Jesse McCree (ahora Cole Cassidy)
Gran parte de lo que está pasando en Activision Blizzard se debe a directivos que salieron de la compañía y cuyas referencias están siendo reemplazadas, como ocurre con Jesse McCree (ahora Cole Cassidy)

Desde entonces, muchos empleados «han abandonado el barco». El escándalo también ha cobrado las cabezas de directores que, por acción u omisión, habían permitido las lamentables condiciones laborales. Tal fue el caso de Jonathan Lecraft (World of Warcraft) Jesse McCree (Diablo IV), quienes dejaron Blizzard en agosto.

Se ha propuesto un proceso de reestructuración y de «lavado de imagen» que comenzó con eliminar referencias a los antiguos directivos dentro de los juegos. Por ejemplo, Blizzard se aseguró de que McCree ya no compartiera nada con el que era su personaje homónimo en Overwatch, pues su nombre fue cambiado recientemente por Cole Cassidy.

Por otro lado, se han cambiado las fechas y los proyectos próximos de la empresa. No solo Blizzard anunció el retraso de Diablo IV y Overwatch 2, sino que también dio a conocer la cancelación de la Blizzcon 2022.

Aun así, sigue habiendo mucha desconfianza. El público sigue considerando que estas serán unas «medidas superficiales» que no cambiarán en nada la cultura interna de la compañía. Solo el tiempo dirá si de verdad se está escuchando a los empleados como dice estar haciendo.

Fuente: Blog de Blizzard.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas